Pedacito de luna

Solo soy yo. Mortal de espiritu libre, compartiendo un pedacito de mi.

Hoy, abrí los ojos y no había motivación alguna.
Hoy, fue uno de esos días en los que me daba igual estar aquí o desaparecer del mapa.
Y no es que no me sienta feliz por todo lo que tengo a mi alrededor y por todas las personas maravillosas que llenan mi vida. Es simplemente, que soy una especie rara, con ideas mafufas.

Luna Quisan.

Antes de la palabra está el pensamiento.

Y, antes del pensamiento, está una centella divina que lo puso allí.
Todo, absolutamente todo en esta tierra tiene sentido, y las cosas mas pequeñas tienen que ser tomadas en consideración.

He educado mi cuerpo para que pueda manifestar totalmente las sensaciones de mi alma.

¿Qué es un maestro? No es aquel que enseña algo, sino aquel que inspira al alumno para que dé lo mejor de sí mismo y descubra lo que ya sabe.

La bruja de Portobello

Camine por un sendero oscuro, con mis ojos vendados y en mis manos traía una espada y un escudo para defenderme. Me defendia de todo y por todo, tenía miedo de lastimarme en el camino, miedo de volver a caer y no poder levantarme. Sencillamente, intentaba ir con cautela por aquel camino.

A lo lejos, había una lucecita. La veía tan lejana, que pensé que iba a ser imposible alcanzarla. Mientras intentaba acercarme, el miedo crecía mas y mas... por un momento me aterré, por que pensé que aquella luz que veía era solo producto de mi imaginación, de mi desesperación por salir de la oscuridad. Continue caminando, muy lentamente, poco a poco... habían unas ramas que me impedían llegar a esa luz, trataba de safarme de ellas, pero eran tan fuertes y cálidas a la vez que caí en un confort. Esas ramas no dejaban que mis manos me movieran libremente, mis piernas se comenzaron a entumecer y mis ojos de nublaron de repente. Me comencé a desesperar por que esa no era la vida que yo quería. Yo anhelaba vivir, sonreír, volar, disfrutar, reír hasta llorar, anhelaba ser feliz y aquella oscuridad no era para mi. A como de lugar quería llegar a esa luz, quería ver que existía realmente y que no era producto de mi imaginación desesperada y desatinada.

Recuerdo que comenzó a llover fuerte. Las gotas de la lluvia lastimaban mi cuerpo, pareciera que las gotas estaban sobre mi cabeza o que alguien me aventaba esas gotas de lluvia como piedras con el afán de lastimarme. Me quedé en un rincón, acurrucada, protegiendo mi cuerpo únicamente con mi escudo. Me cansé tanto, que me quedé dormida.

Cuando desperté, solo tenía unas cuantas ramas enredadas en mis pies, con mi espada las corté, caminé cuidadosamente para no hacer ruido. Me sentí liberada, pero... aún seguía en la oscuridad. Las ramas de dieron cuenta de mi escape, comenzaron a perseguirme y yo estaba tan desesperada por liberarme de aquel lugar que corrí y corrí desenfrenadamente, corrí tanto que el aliento se iba fugando de mi cuerpo, no quería que me volvieran a atrapar, no quería quedarme ahí, quería volar, soñar, disfrutar, reír hasta llorar!!. Mi desesperación por huir, por vivir era enorme.

Mis ojos seguían nublados, continuaba corriendo a ciegas, desenfrenadamente. La asfixia se apodero de mi cuerpo cuando mi aliento mi abanono, pensé que moría, comencé a temblar y las fuerzas se desvanecieron por completo, no podía más, solo cerré los ojos y caí al suelo.

Tuve un sueño, recuerdo que estaba en un jardín grande, a lo lejos había un árbol con flores amarillas y de el colgaba un columpio. También, había una casa de color blanca con rojo, era grande y parecía cálida. Había un aroma, un aroma que se me hacía familiar. No dejaba de escuchar el latir de mi corazón, quien se iba controlando con mi respiración. Seguía latiendo, eso quería decir que no estaba muerta!! pero... aquel aroma, no lo podía desfragmentar, quería conocer el origen de aquel aroma inquietante.

Trate de abrir los ojos, lo intente muchas veces, pero no podía. Me sentía muy cansada, sin embargo, aquel aroma me seguía dando vueltas y vueltas... pero.. algo en mi me detenía. Volví a dormir.

Cuando logré abrir los ojos, mi vista estaba cegada. Había vivido tanto tiempo en la oscuridad que mis ojos no podían concebir tanta luz. ¿Dónde estaba? ¿Qué lugar era ese? ¿Realmente seguía viva?

Nuevamente, aquel aroma regreso. El misterioso aroma. Me desesperé!. Me senté y tallé fuertemente mis ojos, pensando que con tallarlos de esa manera iba a poder regresar la vista a mi. Fue inútil. No podía ver.

Me sentía pérdida, no sabía donde estaba y sí seguía en la oscuridad. No sabía que era aquel aroma. Lloré! lloré mucho! lloré de desesperación, de frustración. Grite!! Maldije una y mil veces!!. Me desvanecí nuevamente.

Desconozco cuanto tiempo habrá pasado, pero... nuevamente aquel aroma inquietante me despertó. Abrí mis ojitos y logré ver!! Estaba un hermoso jardín lleno de lilis, habían de muchos colores. Había luz, mucha luz. También había un árbol a lo lejos con flores amarillas y en el un columpio. Todo eso me sonaba familiar, era como si yo ya hubiera estado ahí antes. Recordé aquel sueño!! si!! la casa -pensé por un instante- Había una casa en mis sueños. ¿Dónde esta la casa?.

Efectivamente, ahí estaba la casa. En realidad era un sueño? Era yo? No comprendía donde estaba. Me senté pesando si realmente estaba viva o muerta. Si estaba despierta a dormida. No lo supe. Me quedé contemplando aquel lugar y aquel aroma un buen rato. Comenzaba a hacer frío. Mi vestido estaba sucio y rasgado. No lograba separar la realidad de los sueños. No sabía lo que estaba viviendo.

El viento se agudizo. Los pétalos de las lilis comenzaron a desprenderse de sus tallos. Los pajaritos buscaron un lugar seguro. Las hormigas regresaron a su hormiguero y así, todos tenían un hogar a donde llegar a refugiarse. Yo, solo me quedé ahí, sentada, abrazando mis piernas, viendo como el viento se llevaba los pétalos de aquellas flores. No tenía un hogar, no sabía dónde estaba.

Me quedé mirando aquella casa grande. De repente, alguien salió de ahí. Era un hombre. Creo que era el dueño de aquel jardín. Cuando me vio salió enfurecido y me gritó: Hey!!!.

Me asusté. Salí corriendo e intente respaldarme en aquel árbol de flores amarillas. Tenía mucho frío. Estaba temblando. De repente, sentí la presencia de alguien a mi lado. Era el mismo hombre de aquella casa. Cuando vi sus ojos me quedé callada. No dije nada. Él solo me dijo con una hermosa sonrisa: Dónde te habías metido todo este tiempo? Te estuve buscando.

Sin decir una palabra, vi la calidez de su miraday su sonrisa franca. Mi cuerpo estaba helado y mis fuerzas se habían ido. Aquel hombre, me cargo y me llevó a aquella casa blanca y cálida.

Mientras caminaba hacía la casa por aquel jardín, los pétalos de las lilis se envolvieron en mi cabello. Era tan cálido estar ahí, que... ya no recuerdo. Me desvanecí.

No se, si fue un sueño o la realidad. No se si estoy viva o muerta, pero... no importa por que de cualquier forma, estoy en el paraíso.

Relata la historia de un anciano, quien hace hasta lo imposible por cumplir las "aventuras de su esposa". Una verdadera historia de amor con pocas palabras. En el trayecto, este anciano de vida rutinaria va descubriendo nuevas aventuras, conociendo sentimientos y reafirmando el amor y recuerdo de su esposa.

Del llanto, pase a unos momentos de risas y carcajadas... La historia es excelente y original, como siempre, dejando el sello de la casa de Disney Pixar.

Hace unos días...

Me encontraba en la hora de la comida, disfrutando del delicioso lunch que me había preparado mi querida abuelita. Fue entonces inevitable "escuchar" las conversaciones de mis compañeros... muy discretamente "pare la oreja" (jijijiji).... Entonces, escuche como hablaban con tanta ansiedad de un tal "Santiago". Mi jefa preguntaba y preguntaba a otro ingeniero por "Santiago", y bueno, cabe mencionar que este se explayaba hablando de aquel susodicho.

De repente, que se mete otro en la platica y comienzan a decir que los de "Santiago" son los mejores, y ya saben... bla.. bla.. bla.

Total, que todo mundo estaba emocionado con el mentao "Santiago".... No podía mas!! No lo soporte más!! necesitaba preguntar... me picaba la maldita curiosidad por saber quien chingaos era ese "Santiago"!!!

Me valió un vil cacahuate delatarme como una chismosa espía de conversaciones ajenas, mi curiosidad era mas grande que mi vergüenza jajaja... total que pregunté:

Luna: Ing. y quién es Santiago? De tan bonito que hablan de él, ya hasta ganas de dieron de conocerlo. jajajaja
Ing: jajaja Santiago? jajajaja
Jefa: Ten Lunita, él es Santiago jajajaaj

wow....!!! Santiago!!! nooooooo!! lo tuve en mis manos...su color era perfecto. Confieso que el horario laboral no era el más adecuado para estar con él, pero.... no pude resistir mas la tentación... Santiago era mio, solo mio y de nadie más!... lo pele lentamente y ZAS!!!! dulce, jugoso, rico, carnocito...mmmmm!!!
Santiago ha sido el mango mas dulce y jugoso que mi boca ha saboreado este año.

Hoy, me llevaron de regalo a un pariente de Santiago....

Vendrá la familia entera? jajaja


Definitivamente, los mangos de Santiago Tuxtla están riquisiiiimos!!



Ya no sé que tan cierto sea aquel refrán que dice: “el que madruga, Dios lo ayuda”.

He de confesar, que últimamente me he dejado envolver por los brazos de Morfeo, además de que el sueño intenso y pesado lo traigo desde nacimiento. A lo mejor, por eso Dios no me ha ayudado, por que no he madrugado.

El día comenzó tarde, como todos lunes por la mañana, después de una buena noche de desvelo tras haber llorado como vil magdalena viendo “amor entre espinas”.

Me siento triste, deprimida, desesperada… no logro comprender a la gente, no logro comprender su afán por poner barreras a los demás, por truncar los objetivos, sueños, trabajos… ¿por qué? ¿por qué tiene que haber gente tan mala, egoísta, rencorosa, envidiosa, odiosa y todo lo que termine en OSA!

Paciencia, me dicen unos. Tolerancia, me dicen otros. Pero… llega un momento en que han sido tantas las piedras, los obstáculos… que de repente las fuerzas se acaban. Ya me canse de campanearme por la vida sonriendo. El monopolio de las pastillas de la risa quebró. Los polvitos mágicos se los llevó Campanita y lo peor es que la prudencia y el silencio andan queriendo fugarse de mi vida!!

¿Felicidad? ¿Cómo lograr ser un ser humano feliz al 100%? ¿Existirá eso? Lo cierto es, que… hoy mi día estuvo nublado, hoy las fuerzas me faltaron, hoy el coraje fluyo, hoy llore y llore de rabia!

Sé que tengo que dejarlo fluir… sé que estos sentimientos de tristeza y enojo que me invaden los tengo que dejar pasar, por que para mi cuerpo y alma no son buenos consejeros… al contrario, me hacen pensar cosas feas y maliciosas, cosas negativas y hasta cierto punto vengativas… quisiera volverme una mujer cabrona! astuta… quisiera ser una “hija de la chingada” y partirle su madre a toda la bola de pinches viejas envidiosas y feas!!

Perdón, es solo que hoy, se sol se ausentó.

Pd. Prometo madrugar, para que Dios no se vuelva a olvidar de mi… lo necesito tanto en estos momentos.



Luna: Si? quién es?

Extraño: Soy yo! la ilusión y vengo acompañada del amor...

Luna: La ilusioooooooooonn??? el amooooorrr???

Extraño: Siiiiii!!!!!! nosotros meritos... nos dejas entrar?

Luna: Por supuesto que siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii... los estaba esperando!!! pasen!



:)



Tengo visitas... creo que pretenden quedarse una buena temporada por acá... :)

Estimada Cristina:

Ayer recibí una misiva de tu abogado donde me invitaba a enumerar los bienes comunes, con el fin de comenzar el proceso de disolución de nuestro vínculo matrimonial.A continuación te remito dicha lista, para que puedas solicitar la certificación al Notario (...) y tener listos todos los escritos antes de la comparecencia ante el tribunal.Como verás, he dividido la lista en dos partes básicamente, un apartado con las cosas de nuestros cinco años de matrimonio con las que me gustaría quedarme y otra con las que te puedes quedar tú.Para cualquier duda o comentario, ya sabes que puedes llamarme al teléfono de la oficina (de ocho a cuatro) o al móvil (hasta las once) y estaré encantado de repasar la lista contigo.

COSAS QUE DESEO CONSERVAR:
*La carne de gallina que salpicó mis antebrazos cuando te vi por primera vez en la oficina.
* El leve rastro de perfume que quedó flotando en el ascensor una mañana, cuando te bajaste en la segunda planta, y yo aún no me atrevía a dirigirte la palabra.
* El movimiento de cabeza con el que aceptaste mi invitación a cenar.
* La mancha de rimel que dejaste en mi almohada la noche que por fin dormimos juntos.
* La promesa de que yo sería el único que besaría la constelación de pecas de tu pecho.
* El mordisco que dejé en tu hombro y tuviste que disimular con maquillaje porque tu vestido de novia tenía un escote de palabra de honor.
* Las gotas de lluvia que se enredaron en tu pelo durante nuestra luna de miel en Londres.
* Todas las horas que pasamos mirándonos, besándonos, hablando y tocándonos. (También las horas que pasé simplemente soñando o pensando en ti).

COSAS QUE PUEDES CONSERVAR TÚ:
* Los silencios.
* Aquellos besos tibios y emponzoñados, cuyo ingrediente principal era la rutina.
* El sabor acre de los insultos y reproches.
* La sensación de angustia al estirar la mano por la noche para descubrir que tu lado de la cama estaba vacío.
* Las nauseas que trepaban por mi garganta cada vez que notaba un olor extraño en tu ropa.
* El cosquilleo de mi sangre pudriéndose cada vez que te encerrabas en el baño a hablar por teléfono con él.
* Las lágrimas que me tragué cuando descubrí aquel arañazo ajeno en tu ingle.
* Jorge y Cecilia... Los nombres que nos gustaban para los hijos que nunca llegamos a tener.

Con respecto al resto de objetos que hemos adquirido y compartido durante nuestro matrimonio (el coche, la casa, etc.) sólo quiero comunicarte que puedes quedártelos todos. Al fin y al cabo sólo son eso:... Objetos.Por último, recordarte el nº de teléfono de mi abogado (.......) para que tu letrado pueda contactar con él, y ambos se ocupen de presentar el escrito de divorcio para ratificar nuestro convencimiento.

Afectuosamente, Roberto.

NOTA: Ganadora del III Concurso Antonio Villalba de Cartas de Amor.

Cuentos locos, cuentos originales, cuentos de las vidas de los cuentos de las ocurrencias de las mentecitas de las personas...

y asi, seguimos contando cuentos y mas cuentos.

Asi que si quieren conocer mas y mas cuentos que no son cuentos, no duden en visitar la pagina de Mariana Llosa, por aqui, esta muy interesante y bueno, tambien les comento que este espacio ocurrente, loco y soñador se encontrara en la sección de Diarios!

Que mas le puedo hacer... si sabe Dios mis secretos, pos ya de una vez que los sepa el mundo cibernetico!!

Gracias Mariana!

No desayune por pensar en ti.
No comí, por pensar en ti.
No cené por que seguía pensando en ti.... y....

No dormí, por que tenía HAMBRE!!!!

jijijiji

Aquiiiiii Toy!!!!

Es importante descubrir lo que estamos acostumbrados a mirar todos los días. Los secretos que, debido a la rutina, no conseguimos ver.

El peregrino

¿Quién soy?

Mi foto
Mexicana de corazón, Mexico
Solo soy yo. Mortal de espiritu libre, enamorada del amor. De cabecita loca, corazón de pollo y mariposas en el estomago. Esta soy yo, la que piensa, habla, siente, vive, disfruta, llora, se emberrincha, ayuda, sueña... pero sobre todo, la que nunca deja de sonreir.

Google+ Followers

Con la tecnología de Blogger.

Visitantes

Buscas algo?

Mis fieles seguidores

Watch favourite links

Ya los viiiiii

Sobre el mar se eleva una luna espléndida.
Tú y yo la contemplamos desde dos extremos de la tierra.
Lamento que la noche sea muy larga y desvelado, te añoro apasionado.
Apago la lámpara: la luz de luna me encanta llenando todo mi cuarto.
Me pongo la capa y salgo.
Siento el rocío muy denso.
Me entristece no poder recoger un puñado de luz y ofrecértelo. Regreso y me acuesto.
Ojalá te vea en el sueño.


Zhang Jiuling