Pedacito de luna

Solo soy yo. Mortal de espiritu libre, compartiendo un pedacito de mi.

Y a pesar de tu apariciencia, tu sensibilidad desborda en mi el deseo de cuidarte y protegerte todo el tiempo, de mimarte, cosentirte y tener uno que otro sueño loco desenfrenado, incapaz de culminar y solo divago por las noches en las historias locas que en mi mente solo habitan en silencio y oscuridad.

Imagino qué susurro en tu oído mis deseos más oscuros, mi pasión, mi sentir, mi dolor. Imagino que me tomas entre tus brazos que me haces el amor de una forma pasional que solo con el sentir el palpitar de tu corazón, logró sentir lo ávido que esta tu corazón de amor.

Bésame en silencio, tómame, sienteme, acaricia lentamente mi cuerpo, besa cada cada rincón oscuro de mi ser,  tan sediento de ti.  Bailemos, gritemos, lloremos, lleguemos al climax del deseo! De lo que  tu no sabes y en mi loca imaginación habita. No digas nada más en nuestra oscuridad perfecta antes de despertar a nuestra cruel realidad. A mi triste realidad, de recibir el amanecer en mi cama sola y saber que todo fue un absurdo sueño y que tu no estas en mi presente, sin embargo habitas en mi oscuridad perfecta donde mi cama y mis sueños cada noche te esperan con mucha ansiedad de revivir nuestros sueños locos en donde conectamos nuestras emociones y solo tu yo somos los protagonistas de esta historia de amor en silencio.



Luna Quisan


Entres miradas y sonrisas, fueron cómplices de lo que sentían. Deseando que el tiempo se detuviera para eternizar dicho momento  en la mente de cada uno de ellos.
Disfrutando de la oscuridad, de la frase, letra, sentimiento e interpretación de cada canción encontrada, dejaron llevar sus sentimientos al clímax del deseo frustrado, conteniendo con uñas y dientes el deseo de culminar el día entre besos y caricias, pasión y deseos.

Mundos diferentes habitan cada quien. Vidas paralelas comparten en espíritu.

Y mientras los pensamientos vuelan, ellos en silencio se dedican una canción.



Luna Quisan

Extiende tus alas
Cierra los ojos
Dame tus manos
Vuela a mi lado
No en cuerpo
No en alma
Fundamonos en pensamiento.
Volemos a la montaña
Tu de rojo y yo detrás de la ventana tras aquellas cortinas traslucidas
Tu con tu sonrisa y paciencia, y yo, con mi picardía y dulzura.
Disfrutemos de las miradas...
De tu aroma, de tu sonrisa, de ti, de mi, de todo...

Y... sin mas.... digamonos adios (de momento) en el elevador.

Octubre, me encantas con esas lunas hermosas, con tus vivencias y pasiones.

Cuando pensaba que el día sería aún más tedioso, llegó un angelito guardian a darme apoyo en todos los aspectos.

Bien dicen que el trabajo en equipo es lo mejor que puede existir, pero más aún, cuando a pesar de esas horas pesadas, en las que mis ojitos y mi mente estaban más que bloqueadas, llegó a mi camino una persona dispuesta a apoyar y es ahi donde descubres parte de sus cualidades.

Alguien, que dejó de hacer muchas cosas personales, para quedarse y ayudarme a sacar el trabajo adelante. Un Hombro más que Dios pone en mi camino.

Lo único que puedo decir es: GRACIAS!

El 2014 ha traído muchas sorpresas y yo espero que de momento sea todo. ¿En qué momento podré llorar a moco tendido y hundirme en una depresión, en una catarsis y martirizarme a lo tonto?
 
Despedí a mi pitilla e inicié el año aprendiendo a vivir sin su presencia física. No me he detenido a llorar como yo hubiera querido, no ha habido tiempo, siempre hay algo que hacer. Organizar la vida, estar al pendiente de mi mamá, el trabajo, en fin.... no se que tan bueno sea eso.
 
Pensé en que el 7 de marzo, yo cumpliría 32 años. Aunque no tenía mucho humor para una fiesta, pensaba en una comida familiar y ya.
 
Las tradiciones en Chacalapa cuando alguien fallece, son muchas y el 8 de febrero se cumplirían los 40 días de la partida de mi Pitillita. La tradición es hacer un rezo, misa, ir a la tumba, desayuno para la gente que asiste. Entonces entre la logística de los 40 días y todo lo que implicaba, anduve algo entretenida. 20 días después sucede algo inesperado que cambiaría por completo mi vida. Intentan secuestrar a mi esposo.
 
Uno jamás imagina estar en una situación así. Escucha historias de otras personas que han pasado por eso, pero nunca se llega a pensar que se puede vivir dicha situación.
 
De entrada, al recibir la llamada de mi esposo pidiendo ayuda, no me bloqueé, logré actuar rápido. Efectivamente, un frío me invadió por todo el cuerpo, me puse muy nerviosa, me aceleré y en ese momento quería volar, tener una capa, tener poderes, volverme súper chica, no se! volar a su lado y rescatarlo. Quería tener la fuerza de Hulk para matar a esos individuos que se atrevieron a hacer tal acción, quería ser doctora para curarlo, atenderlo inmediatamente y saber exactamente como medicarlo.  
 
Pero bueno, solo fui una simple mortal que logró salirse del trabajo y correr en auxilio de su esposo. Cuando llegue a verlo, a pesar del semejante cuadro de heridas, logré mantenerme firme y pensar, pensar, pensar en qué hacer. Dios me puso en el camino a las personas exactas que podían ayudarme a sacarlo adelante. Mi papá como siempre, a mi lado, actuando junto conmigo y rescatando al yerno. Íbamos contra el tiempo, buscando soluciones, y todo, gracias a Dios, se dio favorablemente.
 
El Diagnostico.
Cuando vi la tomografía y los daños causados, también me mantuve firme. Caray! he llegado a pensar que esa no era yo. No entiendo como logré aguantar tanto. En fin, me dan el diagnostico y después de todo lo malo, le pregunte al doctor si había solución y posibilidades de vida (esperando escuchar urgentemente un si) y bendito Dios así fue. En ese momento mi cuerpo descanso y sentí un inmenso alivio por dentro. No importa que hay que hacer, pero "sálvelo". Y así fue. a tres semanas de ese suceso, tengo a mi lado en recuperación al hombre tierno y sincero, que me regala caramelos y quien decidió ser mi pareja, hasta que Dios así lo decida.
 
Han sido unas pruebas difíciles. He querido gritar y he gritado. Pero también, le he dado gracias a Dios por toda esta bendición que nos ha mandado, porque a pesar de que nos esta lloviendo sobre mojado, estamos saliendo adelante, estamos unidos, juntos y sobre todo, amándonos.
 
El 7 de marzo cumplí 32 años, ese día dieron de alta a mi esposo en el hospital. ¿Mi mejor regalo? su vida, su presencia, su compañía. No hubo cena familiar, no hubo regalos, no hubo nada de eso. Hubo mucha gratitud, paz y tranquilidad por tener en casa al hombre que amo.
 
¿En qué momento he llorado?, pues no se, no ha habido un momento sabroson para llorar. Lo único que sentía eran unas terribles ganas de escribir y desahogar todo esto que traigo cargando en el pecho.
 
Me da coraje el vivir una situación así y ver la porquería de autoridades que tenemos. En que, si no "te mochas" tu tramite demora mucho mas. En que la policía que "aparentemente" nos cuida, es la mas corrupta y ratera. En que tienes que recorrer tres delegaciones del ministerio publico a las 11 de la noche y ninguna quiere tomar tu declaración porque no es la que te corresponde, derivado de que los hechos ocurrieron en otra zona.  Entonces? uno tiene que ser el propio detective y hacer justicia por su propia mano? A eso nos están orillando las autoridades con tanta corrupción, porque verdaderamente el pueblo esta cansado de tanta corrupción. La enseñanza que me queda, es que en nadie puedes confiar. Todos te piden dinero, todos buscan sacar una ventaja de un hecho desmoralizador.
 
Por eso la gente no denuncia, porque nada camina, nada avanza. Por eso la gente no saca sus vehículos del corralón por las cuantificables cantidades que tienes que pagar, porque un hijo de la fregada robó tu vehículo, y para rematar, la situación de  salud de la persona que fue agredida.
 
Y es que todo es por episodios. Primero de la angustia, la mortificación, el coraje, el enojo y justicia. Comienzo a descubrir dentro de mi a una persona que no conocía y es que los golpes que te da la vida, definitivamente te hacen cambiar. Obviamente, para bien, pero hay momentos en los que me hierve la sangre y se me hace todo tan injusto. En momentos como esos, solo me resta pedirle a Dios dirección y sabiduría, para estar tranquila y tomar las mejores decisiones. Lo único que pido ya es un  poco de tranquilidad, ya basta por un momento de tanto ajetreo. Si esto es una prueba de resistencia, de amor o de lo que sea, creo que ya la hemos pasado.
 
Lo mío no es nada a comparación de lo que le ocurre a otras personas, gracias a Dios y a pesar del tremendo susto todo esta bien, pero hay otras personas que lo viven peor, pienso que no es bueno quedarse callado y hay que luchar para que este sistema corrupto se acabe por completo, porque si no, es muy probable que acaben con nosotros mismos. Y este no es el México que quiero para mis hijos y su descendencia. no es justo.
 
 
 
 
 

De vez en cuando la vida afina con el pincel, se nos eriza la piel y faltan palabras, para nombrar lo que ofrece a los que saben usarla...
 
De vez en cuando la vida nos gasta una broma y nos despertamos sin saber que pasa, chupando un palo sentado, sobre una calabaza.


Ha sido todo tan rápido, que no me he dado el tiempo de detenerme un momento y analizar todo lo que ha pasado en estos escasos 4 meses. Terminé el 2013 con un terrible hueco en el corazón y así, inicié el 2014. Extrañándola día y noche. Recordando cada momento vivido desde mi infancia. Aquellos suculentos desayunos, los domingos de misa y saliendo era muy seguro que me compraría unos churros en el mercado. Regresábamos a casa, caminando por los callejones, las bolsas llenas de "mandado" para preparar aquel delicioso desayuno. Nuestro andar era bajo el sol, pero con una sombrilla siempre cubriéndonos.
 
¿Qué puede escribir una nieta de su abuela? de la mujer que fue mucho mas que una abuela, de la mujer que se convirtió en una verdadera madre. Ella era, y digo "era", porque su alma, su espíritu y toda ella está con Dios, aquí solo yace su cuerpo en su natal Chacalapa. Les podría contar del montón de travesuras que le hacia, de que adoraba verla tejer en su merecedora, con bata de colores manchada de comida, sus sandalias blancas y mugrositas, sus aretes de oro y su cruz colgada al cuello. Siempre sonriente, recibiendo a todos con una buena actitud, muy amable y atenta. Siempre ofreciendo algo para comer. 

Ella era una mujer que amaba a sus hijos por sobre todas las cosas. Dio tanto amor, que muchos no supieron valorar eso tan hermoso que les brindaba. No dejare que ese oscuro recuerdo manche las palabras que quiero plasmar hoy aquí. Quiero contarles que mi abuelita era mujer única, dispuesta a dar. Una mujer que vivió 96 hermosos años como una verdadera Reina. Entregada en cuerpo y alma a los suyos y criando a su estilo Chacalapeño a mi Pedacito de Luna.  
 
Aún duele, duele mucho su partida. La extraño, porque a pesar de sus 96 años, pienso yo, que pudo haber estado aquí, unos cuantos años mas, pero solo Dios sabe porque las cosas tuvieron que ser así.
 
Fue una mujer tan buena y linda, que Dios le concedió la dicha de despedirse tranquilamente durante una semana de la gente que verdaderamente la quería. Tan lucida, recordando siempre a todas las personas, platicando de las anécdotas del pasado y cuando ya era hora de que las visitas se retiraran, muy a su estilo, les daba una bendición. Bendición que a muchos nos hizo un nudo en la garganta y nos arrojaba al llanto. No hubo persona alguna que no derramara una lagrima mientras daba esa bendición.
 
Al principio yo estaba muy enojada con muchas personas, y no entendía porque a ella, siendo una mujer tan buena, le tenía que pasar eso, tenía que terminar sus días con esa tristeza en el corazón. Estuve enojada muchos días, no era justo, no para ella. Pero hoy, trato de ver las cosas de otra forma y entiendo que son los designios de Dios y que era su momento.
 
Y estoy más agradecida porque yo me lleve la mejor parte de ella, tuve la dicha de estar de pie a su lado, de cuidarla, como ella me cuidaba cuando yo era una bebe. De darle de comer, así como ella me atendía y procuraba cuando preparaba mi comida. De bañarla y peinarla, así como ella me bañaba en la batea de la casa a jicarazos. De cuidarle el sueño mientras dormía, contemplarla al dormir, cambiarla, limpiarla, en fin.... disfrutaba atender a la mujer que cuido tantos años de mi hija y de mi.
 
Ella partió el 30 de diciembre del 2013 y el 31 de diciembre a las 15:00 hrs., al son del Mariachi sepultamos su cuerpo cansado.
 
Ese lunes 30 de diciembre, despertó diciendo: "He visto a Dios y estoy lista para irme", y nosotros (mis hermanos y mi mamá) le dimos las gracias por tanto amor y la dejamos partir. Ella solo se limitó a contestar: "los amo, los amo, los amo".
 
Solo Dios sabe cuanto la amo y la amaré toda mi vida. Solo Dios sabe cuanto duele su partida porque mujeres como ella jamás se olvidarán. Un verdadero ejemplo de vida.
 
Pitillita, es un orgullo ser mas que tu nieta.

¿Quién soy?

Mi foto
Mexicana de corazón, Mexico
Solo soy yo. Mortal de espiritu libre, enamorada del amor. De cabecita loca, corazón de pollo y mariposas en el estomago. Esta soy yo, la que piensa, habla, siente, vive, disfruta, llora, se emberrincha, ayuda, sueña... pero sobre todo, la que nunca deja de sonreir.

Google+ Followers

Con la tecnología de Blogger.

Visitantes

Buscas algo?

Mis fieles seguidores

Watch favourite links

Ya los viiiiii

Sobre el mar se eleva una luna espléndida.
Tú y yo la contemplamos desde dos extremos de la tierra.
Lamento que la noche sea muy larga y desvelado, te añoro apasionado.
Apago la lámpara: la luz de luna me encanta llenando todo mi cuarto.
Me pongo la capa y salgo.
Siento el rocío muy denso.
Me entristece no poder recoger un puñado de luz y ofrecértelo. Regreso y me acuesto.
Ojalá te vea en el sueño.


Zhang Jiuling