Pedacito de luna

Solo soy yo. Mortal de espiritu libre, compartiendo un pedacito de mi.

Hoy siendo las altas horas de la madrugada, y con el corazón en mi mano y el alma desnuda, le digo adios a los hombres.

Adios a los hombres...

Por qué? por que no son capaces de comprender, analizar, compartir, disernir, entender, sobrellevar, apoyar, querer, amar, los ideales de una mujer.

Es por ello que emprendo el vuelo de la vida sola... a lo mejor el año que viene, llegara con el nuevo amor, a lo mejor llegara con el principe no tan azul pero tierno y sincero que me regale caramelos.. mientras tanto seguire volando, con mi pedacito de Luna.

Será que logre el reto? Un año de abstenencia..!!! Nada que risas coquetas, ni miradas tiernas, nada de citas a ciegas, nada de nada.. cero citas... cero hombres en mi vida... nada de novios...

Adios a la venta de Liverpool, adios a departamento de novios, adios a los compromisos.!!!!

Adios al amor, al compromiso a la responsabilidad.....!!!!

2 Comentarios.:

ummm solo puedo decir ke kuando menos esperas algo, es kuando la vida te da la sorpresa....y ke sorpresas nos daa!!...

adios a los hombre...imposibleee!!.. you cant live with or without them jajaja...aunke suene muucho a komercial...toma lo bueno y dejate sorprender...nunk se sabe..

...konejito blass

_OOhhh!! si que falsa me vi con ese vil juramento.. bueno pero no hay peor lucha que la que no se hace no creess??? jajajaja

Te amo hermanita apestosa!!

¿Quién soy?

Mi foto
Mexicana de corazón, Mexico
Solo soy yo. Mortal de espiritu libre, enamorada del amor. De cabecita loca, corazón de pollo y mariposas en el estomago. Esta soy yo, la que piensa, habla, siente, vive, disfruta, llora, se emberrincha, ayuda, sueña... pero sobre todo, la que nunca deja de sonreir.

Google+ Followers

Con la tecnología de Blogger.

Visitantes

Buscas algo?

Mis fieles seguidores

Watch favourite links

Ya los viiiiii

Sobre el mar se eleva una luna espléndida.
Tú y yo la contemplamos desde dos extremos de la tierra.
Lamento que la noche sea muy larga y desvelado, te añoro apasionado.
Apago la lámpara: la luz de luna me encanta llenando todo mi cuarto.
Me pongo la capa y salgo.
Siento el rocío muy denso.
Me entristece no poder recoger un puñado de luz y ofrecértelo. Regreso y me acuesto.
Ojalá te vea en el sueño.


Zhang Jiuling