Pedacito de luna

Solo soy yo. Mortal de espiritu libre, compartiendo un pedacito de mi.

Así es, yo me quedé atónita, estupefacta, pasmada..., ante semejante hecho, cuando le dije a mi hija:

- Recoge tu cuarto.
- Ya lo recogí, pero Sofía no recoge.
- Bueno. Ok. Yo no sé, pero yo quiero que ese cuarto quede recogido, oki?
- Ay mamita! es que sofía no recoge nada! en serio que ya me enoje con ella, por eso, ya le dije que el diablo se la va a llevar.
- Y a dónde se la va a llevar el diablo?
- Pues a su casa!!
- Y dónde está su casa?
- Ayy!! pues en el cielo mamá!

Wow!! Acaso, me perdí de algo?

3 Comentarios.:

O sea que el Diablo es... ¡DIOS! jajaja

Magnífica oda a la teología moderna... me encanta tu hija.

Saludos Lunita, vi tu llamada perdida, nada más que yo misma andaba medio perdida.

Un abrazo!

AJA! ahora todo comienza a tener sentido!... aunque debo de aceptar q esa teoria no la habia escuchado y mira q me encantan las teorias teologicas! mmmm, tal vez todo se deba a una ligera confusion por aquello del angel caido, por q a fin de cuentas... donde se supone q viven los angeles? ;)

Amayita!!! Ya seeee, las cosas que viene a aprender uno, de tanta ocurrencia infantil...

No te preocupes, luego te hablo, solo quería saber que todo estuviera bien, te mando un fuerte abrazo!!

Gretzie: en mi casa no??? jijiji

¿Quién soy?

Mi foto
Mexicana de corazón, Mexico
Solo soy yo. Mortal de espiritu libre, enamorada del amor. De cabecita loca, corazón de pollo y mariposas en el estomago. Esta soy yo, la que piensa, habla, siente, vive, disfruta, llora, se emberrincha, ayuda, sueña... pero sobre todo, la que nunca deja de sonreir.
Con la tecnología de Blogger.

Visitantes

Buscas algo?

Mis fieles seguidores

Watch favourite links

Ya los viiiiii

Sobre el mar se eleva una luna espléndida.
Tú y yo la contemplamos desde dos extremos de la tierra.
Lamento que la noche sea muy larga y desvelado, te añoro apasionado.
Apago la lámpara: la luz de luna me encanta llenando todo mi cuarto.
Me pongo la capa y salgo.
Siento el rocío muy denso.
Me entristece no poder recoger un puñado de luz y ofrecértelo. Regreso y me acuesto.
Ojalá te vea en el sueño.


Zhang Jiuling