Pedacito de luna

Solo soy yo. Mortal de espiritu libre, compartiendo un pedacito de mi.

Increíble la forma en cómo de dio la amistad. Nos conocimos desde la secundaria, pero, la convivencia fue por el blog.

Fue en el 2008, me encontraba con la “Y” (mi pinche vieja con copete de gallina peleonera), tomándome un cafecito en nuestro adorado Vips, y sin más ni más, entre cafecito y charla, abrió mi blog. Obvio, me dio una breve e intensiva introducción del uso de blog, así como la creación de entradas, y bueno, me lo recomendó como una buena terapia, diciéndome que, “estaba chido”.

Como buena alumna, seguí sus instrucciones al pie de la letra y tomé como terapia el blog. Únicamente leía el blog de la “Y” y el de Amaya Marichal. En ese tiempo, el blog changarro de Amaya estaba a la orden del día, casi de un post diario. A través de sus letras, viví la situación que atravesaba con su parálisis. Lo difícil que le resultaba conseguir empleo. Los viajes con el Aleks y la Chepis. Las terapias. Los cursos de diseño en Guadalajara.

Conforme leía su vida, me adentraba más a ella y comencé a dejarle un comentario en cada entrada. Cada que escribía un comentario, era de ley, chismosear lo que “otros” comentaban respecto al post. ¡Qué hermoso guateque se armaba ahí!, de cada cosa que no enteramos. Jijiji. Y bueno, cada que alguien escribía algún comentario y éste llamaba mi atención, rápidamente comenzaba a investigar quién era tal persona. Así fue como hicimos, sin buscarlo, una unión bloggera muy padre. La “Y”, “El mundo según Amaya”, Ernesto en Barcelona, Disfrutando la vida, Laura, Diliviru, Panchin y de repente uno que otro agregado, nos apoyábamos virtualmente.

Gracias al maravilloso mundo del blog de Amaya, tuve la oportunidad de descubrir una parte de mí. Tuve la oportunidad de conocer personas grandiosas, pero sobre todo, contribuí con mi granito de arena, para culminar uno de los tantos sueños de Amaya, “una carrera en el malecón de Coatza”. Ella necesitaba mucha motivación para poder luchar contra el cáncer. Fue maravilloso ver, como la unión bloggera, feisbukeros, Twitteros, familiares, anónimos, amigos de amigos, vecinos… todos, absolutamente todos, aportaron y apoyaron fielmente cada causa, todo por Amaya. Desde cualquier parte de México y del Extranjero, había alguien apoyandola. Todos nos unimos a su lucha. Los que solo apoyaron por unirse a una buena causa, terminaron por unirse a Amaya y la adoptaron en sus mundos.

Amaya, sin imaginarlo, sin buscarlo, entraste a los corazones de muchas personas. Motivaste. Creaste. Impulsaste. Enseñaste… Nos has regalado un gran ejemplo de vida. Nos has enseñado una gran lección: Nunca rendirse, nunca dejar de luchar y por muy difícil que sea la vida, nunca perder el sentido de humor y la pasión por la vida.

Leyendo un poco y al azar cada entrada del “Mundo según Amaya”, me encontré con este post, y antes de terminar de leerlo, ya estaba hecha un mar de llanto.

La carta más bella. (Viernes, 8 de enero 2010)

Hace más de un año, Aleks cambió algo en mí cuando me escribió esto:


No hay palabras, no hay acciones, no hay regalos, no hay canciones, no hay respuestas, no hay recetas, no hay lugar, no hay cambios, no hay persona, no hay preguntas, no hay peleas, no hay fiesta, no hay celebración, no hay noticia, no hay programa, no hay religión, no hay credo, no hay templo, no hay sueño, no hay líder, no hay familiar, no hay fuerza, no hay teoría, no hay escuela, no hay trabajo, no hay nada, absolutamente nada en este mundo que pueda cambiar tu forma de pensar y sentir en estos días por todo lo que estás pasando. Lo único que puede cambiarlo está en ti y no sé cómo se llama pero sé que está en ti.

Una vez te lo dije mi amor, Amaya no es un lado de su cara, si Amaya se resumiera a sólo eso, créeme que no dejarías huella en cada persona. Amaya es alegría, Amaya es conocimientos, Amaya es amor, Amaya es luz, Amaya es pasión, Amaya es ayuda, Amaya es inspiración, Amaya es responsabilidad, Amaya es enseñanza, Amaya tiene mucho que dar y compartir en esta vida. Para mí eres todo eso y además eres familia, apoyo y un gran ejemplo. Tenemos muchas cosas por delante... y como dice la canción: "Cause I don't shine if you don't shine".

Esto es de dos; Amaya y Alex.




Amayita, siempre "estaremos conectados".

Te quiero mucho, Lokis.

1 Comentarios.:

Hola Luna,
Esta é sem duvida uma bela mensagem.
Regardos de Brasil
Geraldo

¿Quién soy?

Mi foto
Mexicana de corazón, Mexico
Solo soy yo. Mortal de espiritu libre, enamorada del amor. De cabecita loca, corazón de pollo y mariposas en el estomago. Esta soy yo, la que piensa, habla, siente, vive, disfruta, llora, se emberrincha, ayuda, sueña... pero sobre todo, la que nunca deja de sonreir.

Google+ Followers

Con la tecnología de Blogger.

Visitantes

Buscas algo?

Mis fieles seguidores

Watch favourite links

Ya los viiiiii

Sobre el mar se eleva una luna espléndida.
Tú y yo la contemplamos desde dos extremos de la tierra.
Lamento que la noche sea muy larga y desvelado, te añoro apasionado.
Apago la lámpara: la luz de luna me encanta llenando todo mi cuarto.
Me pongo la capa y salgo.
Siento el rocío muy denso.
Me entristece no poder recoger un puñado de luz y ofrecértelo. Regreso y me acuesto.
Ojalá te vea en el sueño.


Zhang Jiuling