Pedacito de luna

Solo soy yo. Mortal de espiritu libre, compartiendo un pedacito de mi.

Mi silencio en este espacio se debe a muchas cosas. Pero, considero que la más importante es el hecho de que mi querida abuelita paterna ha estado delicada de salud.

Tenía 4 años de no verla, y bueno, cuando recibí la noticia de que estaba delicada, no lo pensé ni dos veces, y me fui a Cd. Juarez a verla. Solo estuve con ella 1 día con 3 horas y nuevamente regrese a Coatza, pues la responsabilidad laboral me llamaba.

En mi estancia en Juarez, fue grato atenderla, saber que a pesar de que sus palabras no eran claras y entendibles, me reconoció y al menos, pude dibujar en su rostro una bella sonrisa, la cual me acompañó en mi viaje de regreso. Recuerdo, que ese día antes de ir al aeropuerto, le prepare su desayuno (avena con manzana y miel). Cabe mencionar que mi abuelita ya no se movía, no podía masticar, a duras penas y deglutía los alimentos. Estaba muy agusto en una sola posición. Pero, al menos, ese brillo en la mirada, junto con su sonrisa coqueta, no lo perdía.

Me acerqué con el desayuno, algo temerosa de que no fuera de su agrado. Entonces, en tono de broma, le dije que se tenía que comer tooodo su desayuno, por que había venido exclusivamente de la Costa de Veracruz a prepararle su avena... Cuando mi mamá le dio la primera cucharadita, ella lo deglutió muy bien y en ese momento le pregunté: ¿me salió rica? ¿le gustó?, y ella solo parpadeo y sonrió de una forma tan especial, como diciendo con los ojitos que "le había encantado mi avenita". Entonces, después en tono de broma le pregunté: ¿ya me podía casar?, y ella nuevamente con los ojos y sonriendo traviesamente, me dijo que no!

En ese momento, la habitación se lleno de risas, pues era agradable al menos tener ese tipo de conversaciones con los ojos y las sonrisas, no se, me encantó... Después, solo le di un beso en la frente y le dije que me tenía que ir, pero que en 15 días regresaba y que la quería ver bien bonita y guapa como siempre.

Hace aproximadamente una hora, me llamó mi papá para decirme que mi abuelita ya estaba agonizando y que era cuestión de esperar. Fue inevitable ponerme a llorar. Inevitable sentir como el corazón se me hacia chiquito y el pecho lo sentía apretadito. Con ganas de estar allá, con ella, con ellos, con todos. Y no se, sencillamente, pensar que mientras yo escribo estas lineas ella esta buscando como llegar a su nuevo hogar.

Hace unos días, alguien me envió un correo muy bonito, el cual describe a la muerte como la hermosa transformación que sufre el ser humano, es como si dejáramos este cuerpo, que ha sido nuestro capullo por un largo tiempo y cuando la muerte toca a nuestra puerta, es por que hemos concluido nuestras pruebas y logramos alcanzar a dar "amor incondicional y lecciones de vida". Es ahí, cuando nos convertimos en bellas mariposas, y llegamos a un lugar mágico, único y tan esperado. Llegamos a casa.

Socorrito, disfruta tu nuevo hogar.

Te amamos.

4 Comentarios.:

adri....
se por lo ke estas pasando,

Mi mamalicha (como le deciamos de cariño) partió hace unos meses y su ausencia aun nos duele mucho, la extrañamos, por ke era una persona maravillosa....

Creo honestamente, ke ella esta con Dios y con el gran amor de su vida mi papajuan....

Ke no te kede duda, ke allá será un nuevo hogar ke la recibirá con mucho amor.... tanto como el ke ella les brindó a toda tu FAMILIA....
Solo te puedo decir, ke estoy contigo, ke les mando mil bendiciones y que le pido a Dios ke les mande mucha fortaleza....

Atte.
Ana

Estás en todo tu derecho de sentirte triste.

Y desde la distancia te acompañamos no sólo en tus alegrías sino con mucho más convicción en las tristezas.

¡Muchos abrazos!

no soy muy bueno para esto y no tengo palabras adecuadas q decir, no puedo decir q siento tu pena por q tan solo s 1 frase muy gastada y lo q podria decirte ya t lo dije y como tal espero q sepas q s verdad. un abrazo

Ana, Fer, Gretzie... gracias infinitamente por sus comentarios, francamente no fueron unos dias faciles, todo ocurrio tan rapido que cuesta trabajo asimilarlo...

¿Quién soy?

Mi foto
Mexicana de corazón, Mexico
Solo soy yo. Mortal de espiritu libre, enamorada del amor. De cabecita loca, corazón de pollo y mariposas en el estomago. Esta soy yo, la que piensa, habla, siente, vive, disfruta, llora, se emberrincha, ayuda, sueña... pero sobre todo, la que nunca deja de sonreir.

Google+ Followers

Con la tecnología de Blogger.

Visitantes

Buscas algo?

Mis fieles seguidores

Watch favourite links

Ya los viiiiii

Sobre el mar se eleva una luna espléndida.
Tú y yo la contemplamos desde dos extremos de la tierra.
Lamento que la noche sea muy larga y desvelado, te añoro apasionado.
Apago la lámpara: la luz de luna me encanta llenando todo mi cuarto.
Me pongo la capa y salgo.
Siento el rocío muy denso.
Me entristece no poder recoger un puñado de luz y ofrecértelo. Regreso y me acuesto.
Ojalá te vea en el sueño.


Zhang Jiuling