Pedacito de luna

Solo soy yo. Mortal de espiritu libre, compartiendo un pedacito de mi.


Recuerdan a Mantequilla mi cuyo? Si! un integrante de las Mascotas Maravillas de mi casa. Mantequilla murió, de repente sus ojitos de cerraron y su cuerpecito se puso tieso.

Algo raro esta sucediendo en mi casa ¿Cuándo se ha visto en la historia de la humanidad que un perro coma comida de tortuga? ¿Cuándo se ha visto que un pez beta necesite en su agua un poco de "fabuloso" (limpiador de pisos)?...

Comienzo a pensar que la muerte de Mantequilla tiene a un autor intelectual del crimen.

Las pistas de blue me ayudarán a encontrar al criminal?

Mi hija es un verdadero peligro!

5 Comentarios.:

Hola!!!!!!!!!!!!!!!!!!ja,ja , ja, perdón deberia estar triste por mantequilla, pero eso del "fabuloso", me causo como que asombro,¿ sospechas acaso que el difunto se suicido, con Pinol o algo así?

jajaja... Es que en gustos se rompen géneros... Chepina, por ejemplo, prefiere masticar unas piedras del patio que su propia comida. Yo digo que el pez se sirvió su fabuloso en las rocas, jajaja...

jajajajajajaa me encantan sus conclusiones pero la triste y despiadada realidad es la siguiente...

Anita, aromatizó el agua del pez, le dió alimento de tortuga al perro y bueno.. aun no logro decifrar que le hizo al cuyo....
urgee una actividad para mi hija!

jajajajajajaja dios mio leer esto es un placer...loquita te quiero mucho jajajajajajaja

uuuuyyyyy que mala onda por manequilla y por ti y por tu hija...jajajaj eso del fabuloso esta bueno...
cuidate ..bye

¿Quién soy?

Mi foto
Mexicana de corazón, Mexico
Solo soy yo. Mortal de espiritu libre, enamorada del amor. De cabecita loca, corazón de pollo y mariposas en el estomago. Esta soy yo, la que piensa, habla, siente, vive, disfruta, llora, se emberrincha, ayuda, sueña... pero sobre todo, la que nunca deja de sonreir.

Google+ Followers

Con la tecnología de Blogger.

Visitantes

Buscas algo?

Mis fieles seguidores

Watch favourite links

Ya los viiiiii

Sobre el mar se eleva una luna espléndida.
Tú y yo la contemplamos desde dos extremos de la tierra.
Lamento que la noche sea muy larga y desvelado, te añoro apasionado.
Apago la lámpara: la luz de luna me encanta llenando todo mi cuarto.
Me pongo la capa y salgo.
Siento el rocío muy denso.
Me entristece no poder recoger un puñado de luz y ofrecértelo. Regreso y me acuesto.
Ojalá te vea en el sueño.


Zhang Jiuling